Instrumentos de jazz

Los instrumentos que actualmente se usan en el jazz para hacer las líneas de bajo son el contrabajo y el bajo eléctrico.
Aparte de la afinación de las cuerdas, poco más tienen en común.

Diferencias:

La primera y la más obvia: el tamaño. El contrabajo puede llegar a medir hasta 2 metros de alto, el bajo eléctrico mide poco más de un metro.
La digitación es totalmente diferente, ya que las distancias en el diapasón son más grandes en el contrabajo que el en bajo:
En el contrabajo se suele utilizar la técnica de Simadl, en la que la mano abarca un tono completo, utilizando los dedos 1, 2 y 4. Esto obliga a la mano izquierda a hacer numerosos cambios de posición.
En el bajo se suele utilizar la técnica de usar cuatro dedos, en la que cada dedo se “encarga” de un semitono, abarcando de esta forma la mano izquierda una tercera menor.
El bajo eléctrico suele tener trastes, el contrabajo no. Esto añade una dificultad a la interpretación en el contrabajo, pues se debe ser muy preciso en la digitación.
El contrabajo se puede tocar con arco, lo que prácticamente lo convierte en un instrumento totalmente diferente.

Partes de un contrabajo y de un bajo eléctrico.

En las siguientes fotos observamos un bajo eléctrico y un contrabajo. Las imágenes no están a escala.
El bajo eláctrico es un modelo de seis cuerdas (un Si grave y un Do agudo adicionales).
Foto de un bajo

Este bajo eléctrico es un Cort, con circuitería activa. Está fabricado en Corea.

ver más sobre Bajo
Foto de un contrabajo

Este contrabajo es de tamaño “tres cuartos”, algo más pequeño de lo normal. Es un Gunter, de fabricación rumana.

ver más sobre Contrabajo