Edad media

Lo que el medioevo conservo y desarrollo de su anterior edad es principalmente el Canto llano de la Iglesia, y la liturgia Romana. Convirtiéndose en fuente inagotable de inspiración para futuras generaciones.

El canto llano era una especie de discurso de devotos, una plegaria dotada de una melodía y de cambios en la intensidad y acentuación. Sin nunca perder el sentido ceremonial y espiritual estos cantos invitaban a la comunión entre los presentes, y a realzar con el un mayor sentido de colectividad.

La liturgia romana se le llama al conjunto de textos y ritos que configuran un acto publico. El nuevo testamento cuenta que la liturgia se centraba en un rito que conmemoraba la ultima cena con Jesús y sus discípulos. En los escritos conservados se encuentran signos sobre algunas oraciones, eran patrones pero solo aproximados de cómo debía cantarse; servia a los interpretes más que nada como una ayuda memoria.

La liturgia y el canto llano continuaron su evolución, cambiando y extendiendo su repertorio siempre acorde a la ocasión. Prácticamente el canto se escucho en Iglesias y Monasterios hasta la sustitución del latín por las lenguas vernáculas. En nuestra época melodías más simples y populares son las cantadas.